LA AGRICULTURA POR MEDIO DE LAS CHINAMPAS

EL INVENTO PREHISPÁNICO QUE SIGUE VIGENTE A MAS DE 1000 AÑOS DE SU INVENCION

 

 

Han existido desde mucho antes del día en que Cortés vislumbró por primera vez el imperio azteca en 1519.  Las chinampas han pasado por muchos ciclos, desde ser el elemento principal que alimentaba a la población de la ciudad, después vino la ruina y degradación de sus canales, y finalmente, restaurar la agricultura urbana y la comida local a la ciudad de México. Ha sido un viaje largo y lleno de obstáculos. El peor de los cuales parece haber tenido lugar en años más recientes.

 

Según relatos históricos, la belleza de la enorme ciudad azteca con una población de 5-6 millones de habitantes quitó el aliento a los conquistadores. Estos primeros en llegar más tarde escribieron que su amplitud y sus resplandecientes canales hacían palidecer la gloria de Venecia. Los invasores se maravillaron con el uso de los cinco lagos poco profundos del valle como caminos. Las masas de “jardines flotantes” altamente productivos o chinampas los sorprendieron por completo. Pero no por mucho. Cortes pronto drenaría el agua, dejando un vasto espacio árido en su lugar.

 

ChinampasRepresentación artística de los Jardines y Chinampa de Tenochtitlán

 

 

Muchos proclaman que las Chinampas fueron sistemas hidróponicos tempranos, pero esta suposición no es correcta. La base de una chinampa recién construida solo necesitaba flotar desde la orilla hasta el punto de instalación designado. Una vez en su lugar, los aztecas los anclaron al piso del lago y construyeron el sustrato en capas en la parte superior. Realmente era más una base estructural, la base para contener las islas hechas por el hombre en formas uniformes.

Parcelas de fincas isleñas que integran completamente los beneficios del medio ambiente sin agotarlos. A medida que los sistemas agrícolas evolucionan, la chinampa es una agricultura altamente sostenible con ventajas adicionales, como los peces que vivían en los canales que ofrecían tanto, lodo fértil para los cultivos del año siguiente como,  un filete para la cena de esa noche.

Sauces amantes del agua plantados en cada esquina anclaban permanentemente las chinampas en su lugar. Una barrera de erosión del suelo de barbas mantenida en su lugar por postes y raíces de árboles evitando que las plantas y la tierra se deslaven de vuelta al agua. Parece que descubrieron que los sistemas de raíces vivientes eran mucho mas resistentes que los diques en algún momento, debido a que hoy en día un seto de arbolado bordean muchas de las islas.

Sistema de chinampas aztecas

 

Entre la composta altamente nutritiva y el clima, pudieron cultivar una sucesión de 5 a 6 cosechas al año. Su práctica de contener los nutrientes de las lluvias y los desechos de la vida silvestre de los pisos de los canales ofrecia una fuente local de fertilizantes perpetuamente renovable. A lo que las chinampas agregaban desechos de plantas y estiércol para construir continuamente el suelo.

 

Un ingenioso sistema de crecimiento diseñado hace más de 1000 años, aunque su magia fue ignorada por completo al razonamiento de los españoles. Las estrechas franjas de tierra rodeadas de agua aprovechaban al máximo el sistema capilar de la Naturaleza. El cual absorbia de manera natural el agua a manera que las plantas iban necesitándola.  Comenzaban a plantar en camas de vivero enriquecidas en estiércol,  trasplantando en hileras y camas con buen espaciamiento entre ellas. Los aztecas también controlaron el aumento de los niveles de agua durante la temporada de lluvias para evitar la destrucción de cultivos utilizando una sofisticada serie de canales.

 

En 1987, la UNESCO convirtió a las chinampas de Xochimilco en un sitio del Patrimonio Mundial de la ONU. El gobierno mexicano convirtió el área en un gran parque natural, Se comenzó a restaurar los canales y los campos. Pero el desafío fue enorme. Aunque un puñado de granjeros todavía cultivaban parcelas de chinampa, el otrora impresionante sistema agrícola era un desastre. Rebosante de malezas, ganado vacuno, literalmente succionado por el desarrollo y la expansión urbana. La poca agua que quedaba estaba extremadamente contaminada, llena de basura y repleta de especies de peces invasores.

 

A pesar de los esfuerzos de una docena de agencias gubernamentales, un biólogo local le dijo al Washington Post a principios de 2012 que el lugar estaba muriendo. El periodista cita a Gloria Valek, historiadora de Xochimilco, diciendo que conservarlo podría ser imposible. “” Las cosas han sido malas durante mucho tiempo. Pero ahora tememos que la destrucción se esté acelerando, es probable que mientras vivamos, este lugar tan especial ya no desaparezca “, dijo Zambrano. “Será solo unos canales sucios para los turistas y no significará nada”. “- Washington Post

 

Cuatro años después…

 

Xochimilco  Las aves migratorias han regresado a este lugar de invernada. La casi extinta salamandra Axolotl, que se encuentra solo en las aguas de Xochimilco y cuya población a incrementado. Y las chinampas son una vez más un lugar para cultivar alimentos y flores en la metrópoli de la Ciudad de México. Hay tres partes claramente diferentes en Xochimilco. La zona turística de Nativitas donde la buena comida y la cerveza fluyen libremente. Los campos de flores en San Gregorio donde se usan muchos pesticidas y fertilizantes sintéticos. Y el lado de la agricultura urbana en los canales de Cuemanco.

 

Las chinampas de Cuemanco cultivan alimentos utilizando solo prácticas de fertilización orgánica. Al igual que sus antepasados, ellos también dependen del suelo del canal rico en nutrientes y de los desechos del cultivo compostado para apoyar las plantas que cultivan. Es un método altamente productivo, y el espacio emergente de agricultura urbana tiene un campeón en De la Chinampa, propiedad de Ricardo Rodríguez, quien junto con su esposa bióloga, Laura, han estado involucrados en el rescate de las chinampas de Xochimilco para la producción local de alimentos durante años .

 

A través de su compañía, Ricardo ha estado trabajando para conectar a los productores con un mercado que despierta. Tanto los alimentos orgánicos como los alimentos cultivados localmente son muy nuevos en la actual Ciudad de México. Hasta hace muy poco, solo un par de restaurantes de élite en la ciudad obtenían productos locales para el menú. Ahora, sin embargo, hay varios. Los productos orgánicos están apareciendo en las tiendas de comestibles, y existe una especie de organización CSA cooperativa de chinampas en el sitio web de De la Chinampa. Entregan pedidos de frutas y verduras, productos lácteos, huevos y más 3 días a la semana.

 

Rodríguez dice que más de 26,000 hectáreas de tierra de Xochimilco podrían convertirse en espacio agrícola. Casi la mitad de esa tierra se encuentra en la Reserva Ecológica Xochimilco. Pero antes de que tal logro pueda ser considerado seriamente, la demanda de productos cultivados localmente debe ser construida. De esto se trata su compañía. Y como hemos visto en otras ciudades grandes, junto con las granjas urbanas, vienen nuevos empleos y una nueva economía.

 

Xochimilco chinampas

 

Una historia enormemente interesante, tanto la historia antigua como los capítulos más modernos.

 

En compras mayores a $1000 pesos tu envío nacional es gratuito. Dismiss